Contact Us

Use the form on the right to contact us.

You can edit the text in this area, and change where the contact form on the right submits to, by entering edit mode using the modes on the bottom right. 

           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Consejos de TCA

Cuando se sale de tus manos

Victoria Lozada

Meal prep

Ser estricto, disciplinado y constante no tiene nada de malo, son características geniales para llevar un estilo de vida saludable. Sin embargo, no debemos confundir la disciplina con la obsesión, y reconocer cuándo llevar una vida saludable ya deja de ser sano, y pasamos el límite a una situación más complicada.

Muchas veces vemos personajes en las redes o medios de comunicación alentándonos a nunca abandonar nuestras metas, ser disiciplinados, planificar y a entrenar con una sonrisa en la cara. Está perfecto, y a quien le sirva es fantástico para tener más motivación. Pero no podemos compararnos con personas cuya vida está exclusivamente dedicada al fitness o al entrenamiento, y a verse bien, o a competir en concursos de culturismo. Simplemente no es real que dediquemos horas en un gimnasio, suplementándonos más que un hospitalizado, y preparando comidas 24/7, para tener abdominales marcados.

Si eres una persona con una vida normal, trabajo, salidas de fines de semana, y un tiempo limitado para ejercitar, este estilo de vida no puede ser compatible con tu rutina. Claro que puedes llegar a desarrollar un físico tonificado, muscular y parecido al de estas personas, pero debes entender que este tipo de gente vive de estas actividades y puede dedicarles tiempo y dinero con mucha más facilidad que el resto de gente con otra profesión. Por esta razón, compararnos no es sólo irreal, si no injusto para nuestra paz mental y salud corporal.

Ahora que tenemos esto claro, aquí les dejo algunas señales de que la situación se está saliendo de control, ya sea en nuestro caso, o en alguien que conocemos:

- El plan de alimentación pasa a ser como una religión ortodoxa. No se puede fallar ni un día al gym, porque si no es un pecado. Si alguien demuestra que en un plan de alimentación pueden haber comidas consideradas no tan saludables o sin consecuencias en el peso, pueden salir frases como "si claro, no saben lo que es disciplina". El único tema de conversación es la dieta paleo, la cetogénica, o la alcalina, porque todo lo demás es malísimo para el cuerpo. La cuestión es que en esto de la alimentación saludable no hay blanco y negro, lo mejor es encontrar un gris. Una dieta en particular no es la ideal para todos.

Restaurante

- Otra actitud común, es esperar por el día de "Cheat meal" o de la comida trampa, y esto puede causar más ansiedad que nada. Una cosa, es seguir una dieta flexible y darnos gustos de vez en cuando y de forma ocasional cuando nos apetezca. Vivir por el cheat meal, significa que nos estamos privando tanto de ciertas cosas, que necesitamos un desahogo cuanto antes. Incluso, muchas veces pasa que cuando llega el día de la comida trampa, a pesar de estar lleno, sigues comiendo porque es como si se acabara el mundo y "no puedo comer así ningún otro día". No le hagas trampa a tu cuerpo, date un gusto cuando lo necesites, come ensalada cuando lo necesites, y sigue con tu vida, no hay necesidad de hacer un atracón.

- Esta última es para mi una de las peores: La comida dicta tu vida. Si alguna vez (o varias) has cancelado una cena con amigos porque "no habrá comida saludable", o te vas a saltar ese almuerzo familiar porque estas haciendo un detox, entonces probablemente ya se te fue de las manos. La vida y la comida son para disfrutarlas, si te generan ese estrés debemos revisar qué está pasando. Una comida fuera de tu plan no te hará daño, ni retrasará tu progreso. No dejes de vivir, ni te aisles, por mantener tu físico, la vida va mucho más allá de unos abdominales.️ No te obsesiones, en cualquier estilo de vida se puede encontrar el equilibrio.