Contact Us

Use the form on the right to contact us.

You can edit the text in this area, and change where the contact form on the right submits to, by entering edit mode using the modes on the bottom right. 

           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Mitos

Ser saludable es caro

Victoria Lozada

verdura

De entrada, puedes saber que no, no es cierto. Ser saludable y llevar una vida más sana, no tiene por qué ser caro en absoluto (En Venezuela claro que es distinto, así que no entraré en detalle). La cuestión está en que si creemos que ser saludable es sinónimo de comer superfoods/súper alimentos o productos que solo consigues en los mercados más prestigiosos, traídos desde las zonas más remotas, entonces si, comer sano es carísimo.

No nos debemos equivocar. Una cosa es comprar ese tipo de alimentos porque queremos variar un poco la dieta, o porque queremos probar cosas distintas, pero estos productos NO tienen que ser la base de nuestra alimentación. Es preferible dejar ese tipo de alimentos para preparaciones específicas y consumir el resto de cosas "de toda la vida" para nuestra rutina.

Lo primero es que nuestra alimentación tenga de base legumbres, frutas, y verduras, eso de entrada. Si al ser vegetariano, por ejemplo, nos la pasamos comprando productos procesados, hamburguesas pre-cocinadas, y quesos veganos, entonces es bastante probable que no solo el aspecto nutricional de nuestra dieta se empobrezca, si no que nuestro bolsillo sufra las consecuencias también. Esto no quiere decir que los tengas que olvidar para siempre, pero que no abuses de ellos, ni los conviertas en el pilar de tus comidas.

Ya sabiendo esto, entonces podemos hablar de algunos otros tips que pueden ayudarnos a mejorar nuestra compra a nivel económico:

- Compra local y de temporada. Esto es fundamental. Si consumes productos traídos desde Perú, Chile o Sri Lanka, es probable que su precio sea mayor. Si por el contrario, te fijas en los alimentos de temporada de tu país, y buscas los productos hechos dentro del mismo, y mejor, en tu propia ciudad, no solo vas a ahorrar, si no que vas a ayudar a productores locales, y lograrás llevar una compra más sostenible. Si vives en España, un buen recurso para ver los alimentos de temporada es este.

Mercado

- Visita los mercados de tu ciudad. Probablemente existen muchísimos mercados tanto ambulantes, como fijos, donde puedes encontrar excelentes precios, y buena calidad de alimentos recién salidos del cultivo. En Madrid podemos encontrar el "Mercado de las maravillas", por ejemplo, donde existen mil puestitos de comida donde puedes conseguir fruta y verdura de excelente calidad. Además, conoces a las personas que producen estos alimentos, y puedes preguntarles cualquier duda que tengas respecto a ellos. Y lo mejor de todo, es que siempre te suelen dar algún regalo como pimientos, limones, o aguacate. Otra herramienta útil para esto, si vives en Madrid, es la aplicación "Mercamad", para poder encontrar mercados cercanos a ti. Pero seguro que en tu ciudad encuentras algo parecido.

- Otro tip útil además de ir a estos mercados, es pasar por bazares o tiendas asiáticas, árabes, o latinas, para encontrar los productos más comunes de sus culturas. Por ejemplo, una salsa picante marca Sriracha que estaba buscando en un mercado convencional, la encontré el doble de barata en una tienda asiática. Lo mismo pasa con los edamames, wakame, tofu, algas nori, etc., todas mucho más económicas en este tipo de tiendas.

- Utiliza los cupones, descuentos y ofertas del momento. Tan básico como esto, aprovéchalos. Muchas veces las marcas blancas del mercado son más baratas, esto no significa que sean de mala calidad.

- Planifica tus menús ¿No les pasa que compran un montón de comida para cocinar, pero la mitad la terminan perdiendo? Esto puede ser por mala planificación. Si hacemos un menú semanal, y realizamos la compra en base a esto, es probable que terminemos ahorrando más comida y dinero de lo que pensábamos. Además, este método es excelente para conseguir una meta de forma más eficaz, y usualmente nos evita la ansiedad de saber qué vamos a comer.

- Ya que tienes un menú listo, también debes saber que puedes aprovechar las sobras de lo que prepares. Las sobras son perfectas para contornos, para rellenar tomates, pimientos o patatas/papas, en croquetas, guisos, sopas, empanadas, o cualquier otro plato combinado. Hay muchísimas recetas con las que podemos aprovecharlas.

En fin, hay muchísimas cosa que podemos hacer para no tener que gastar excesivamente en comida, y seguir teniendo una salud óptima. Es cuestión de organización, planificación, y sobre todo, variedad.