Contact Us

Use the form on the right to contact us.

You can edit the text in this area, and change where the contact form on the right submits to, by entering edit mode using the modes on the bottom right. 

           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Mitos

No tomes agua con la comida

Victoria Lozada

Agua

El agua tiene 0 calorías, por ende, si la tomas antes, después, o durante una comida, no va a incrementar tu peso. Este es otro mito súper común sin fundamento alguno que suele rodar por las redes sociales o medios de comunicación. Es imposible aumentar de masa grasa con una sustancia que no aporta calorías en lo absoluto.

️El agua no tiene la habilidad de hacernos engordar o adelgazar. Sin embargo, si es verdad que si tomamos agua antes de comer, probablemente consumamos menos comida, porque vamos a encontrarnos "más llenos" gracias al líquido que estamos tomando.

Esta técnica podría ayudarnos a disminuir las calorías que vayamos a consumir en cada comida, y por ende, nos va a ayudar a bajar de peso. Pero esto no significa que el agua por sí sola sea la que nos hace adelgazar, si no que nos llena y hace que nuestro estómago se sienta más saciado. Lo mismo podríamos decir del refresco, o de un zumo, porque son líquidos, pero estos (además de que los primeros no los recomiendo en absoluto), tienen calorías, y otras sustancias que no nos interesan en este caso. El agua cumpliría el mejor papel para esta función.

Ahora, hay mucha gente que se preocupa por el hecho de que el agua puede diluir los fluidos gástricos producidos por el estómago, y que por esa razón no vamos a poder realizar la digestión de forma correcta. No obstante, esto no es cierto. Se ha visto que incluso tomar agua después o durante la comida puede ayudar a mejorar la digestión.

El agua puede ayudarnos a mejorar la absorción de ciertos nutrientes a nivel intestinal, y también nos ayuda a prevenir el estreñimiento, ya que moviliza las heces al hidratarlas.

En fin, solamente te recomendaría evitar tomar agua con las comidas si tuvieras algún caso particular como náuseas, vómitos, o incluso gastritis, donde puedes sufrir con las comidas y las temperaturas extremas si tomas agua muy fría por ejemplo, pero de resto, no es necesario que te prives de tomar agua, y tampoco que empieces a tomar mil vasos mientras comes, podemos obtener esos beneficios si nos hidratamos bien durante todo el día y ya.