Contact Us

Use the form on the right to contact us.

You can edit the text in this area, and change where the contact form on the right submits to, by entering edit mode using the modes on the bottom right. 

           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Preguntas Frecuentes

Preguntas frecuentes

- ¿Necesito una dieta específica para mí?

Sí. Como siempre intento recalcar: todo los cuerpos son distintos. Todos, sin excepción. La dieta de tu vecina, de tu mamá, o la de tu mejor amigo, no van a ser iguales a la tuya. Nadie tiene el mismo estilo de vida, gustos, hábitos, y nadie realiza la misma actividad física, quema la misma cantidad de calorías, o tiene el mismo metabolismo.

- ¿Con sólo saber mi peso, ya puedes hacer un plan para mí?

No, no sólo con el peso basta. Necesitaría conocer de qué forma te alimentas, los horarios que tienes, si te gusta desayunar o merendar, qué alimentos te gustan más, cuáles son los hábitos que más te cuesta cambiar, si te ejercitas o no, cuál actividad realizas, y cuánto y qué ejercicios te gustan. En fin, todo lo que te rodea podría influir en tu alimentación, y debe ser tomado en cuenta a la hora de llevar un plan alimentario a cabo.

- ¿Con qué taza debo medir mis porciones?

Lo ideal, es que tengas las tazas que se utilizan para repostería. Debido a que no conozco qué tazas puedes utilizar en tu hogar, estas serían las universales, y más conocidas. Sin embargo, siempre utilizo medidas caseras, para poder facilitar la construcción del menú, y que sea fácil y práctico.

- ¿Los alimentos se miden crudos o cocidos?

Se deben medir cocidos. No es lo mismo 1 taza de arroz cruda, que cocida. Si te comes la primera, es probable que la ración se duplique, y ya no sería la ración adecuada para ti. 

- ¿Cuántas frutas debo comer al día?

Esto dependerá del plan que debas llevar. La recomendación general que se estila actualmente, varía de 2 a 5 frutas por día. Sin embargo, si se padece de alguna patología específica, se es sedentario, se desea llevar un plan de pérdida de peso, o ganancia muscular, este número va a cambiar, y será distinto para cada quien.

- ¿Hay algún alimento mejor que otro?

Ningún alimento es esencial, súper poderoso, o mejor que otro. Ningún alimento es malo, y ninguno es bueno. Solo la combinación de los mismos, y la cantidad, es lo que va a mejorar, o empeorar, la salud de la persona. 

- ¿Existen alimentos que “quemen” grasa?

No precisamente. El té verde, y el café, pueden ayudar a incrementar la utilización de grasa como principal combustible al hacer ejercicio, o ayudan a controlar el apetito, y algunas especias pueden acelerar el metabolismo (aunque sólo en un 10% si acaso, y si las consumes en grandes cantidades). Los mejores quemadores de grasa son el ejercicio, y un plan de alimentación saludable.

- ¿Ser saludable está de moda?  ¿A quién le creo?

Puede que esté en auge actualmente, pero aunque pueda verse como una moda, y ahora casi todo el mundo quiera tener abdominales, y dar consejos nutricionales, es una situación que puedes aprovechar para mejorar tu salud. Puedes sacarle provecho a la cantidad de nutricionistas, dietistas, entrenadores, y otros buenos profesionales que están actualmente dando consejos e información de calidad. Sin embargo, debes tener cuidado con todo lo que lees. Investiga quién es la persona que está detrás de cada publicación, dónde se formó, si lo que dice está actualizado, en qué se fundamenta, etc. Duda de todo lo que leas, hasta que compruebes que es verdad. Las bases son claras: come saludable, mantente activo, no caigas en excesos, ni en deficiencias, no te dejes engañar por dietas milagro,  y no te obsesiones.

- ¿Vale la pena llevar este estilo de vida?

Depende. Si te gusta sentirte y verte bien, aumentar tu autoestima, confianza, rendimiento, seguridad, tener más concentración, y resistencia, no enfermarte casi nunca, y evitar padecer, o disminuir el riesgo de presentar enfermedades como diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, o cáncer, entonces si vale la pena. Llevar un estilo de vida saludable no solo implica verse bien por fuera, hay muchos más beneficios.

- Soy de Venezuela, y no tengo ningún ingrediente para comer saludable.

Que vivas en Venezuela, o que simplemente no tengas un gran presupuesto para comer de cierta forma, es entendible. Sin embargo, esto no significa que debas dejar de alimentarte de la forma correcta. Debes aprovechar los alimentos típicos de tu país, que usualmente son más económicos. Haz provecho de las legumbres, vegetales y frutas de temporada y locales, enlatados en agua o aceite de oliva, todos los cereales, no importa si no son integrales, y siempre realiza actividad física.

- ¿Existe algo mas allá del IMC?

El Índice de Masa Corporal no es la única herramienta que existe para poder realizar un diagnóstico integral. De hecho, por sí solo, no funciona correctamente. Este índice explica la relación entre el peso y estatura, determinando si la persona está en un peso normal para su estatura.  Sin embargo, si por ejemplo tenemos a una persona con masa muscular elevada, y comparamos su IMC con el de una persona con sobrepeso, podrían ser iguales, o parecidos. Es decir, el IMC no es suficiente. Debemos medir masa muscular, masa grasa, y recordar que el peso corporal no es lo único que importa. La ropa, nuestra imagen en el espejo, fotos, la sensación de pérdida de peso, pueden ser mejores medidores que la misma báscula.

- ¿El Índice Glicémico es tan útil?

Otro índice muy utilizado en la actualidad, que ha ido perdiendo vigencia y veracidad, es el índice glicémico (IG). Se trata de la velocidad con la que la glucosa (azúcar) entra en la sangre. Está basado en una cantidad de 50 gramos de cualquier alimento. Si se consume más cantidad, o menos, o se acompaña con otro alimento o si el carbohidrato tiene fibra, ya se anula, es decir, no es muy exacto. También, existe la carga glicémica (CG), que representa la verdadera cantidad de carbohidrato real dentro de un alimento. Mientras un alimento puede tener alto IG, el mismo puede presentar una CG baja. En fin, no es necesario dejar de comer alimentos porque tengan alto o bajo IG o CG, porque son medidas que se utilizan sólo para ciertos casos o estudios, y debemos darle importancia sobre todo, a la combinación general de nutrientes que consumimos. Nada en exceso, y mucho equilibrio. 

- ¿Cuál es la diferencia entre vegetariano y vegano?

El vegetarianismo consiste en no consumir ningún tipo de carnes, o animales como tal (Si, aquí van incluidos el pollo y el pescado). Sin embargo, si se consumen sus productos. Dentro del vegetarianismo hay distintos sub-grupos. El ovolactovegetariano, que consume tanto huevos, como lácteos; el ovovegetariano, que solo consume huevo; y el lactovegetariano, que no consume huevo, si no solo lácteos. En cambio, cuando una persona es vegana, no consume carnes, y ningún tipo de alimento proveniente de animales. Los más estrictos no consumen ni miel, ni mantequilla, y a veces tampoco compran bolsos, ropa, zapatos, entre otros artículos que provengan de un animal.

- ¿Por qué eres vegetariana?

Empecé a ser vegetariana por salud, pero después me di cuenta de que además de estos beneficios, también ayudaba al medio ambiente, y a disminuir el sufrimiento de los animales, al menos una comida a la vez. Si quieres leer más sobre cómo empecé a ser vegetariana, puedes ir a la sección de vegetarianismo, donde explico a profundidad cómo comencé a llevar este estilo de alimentación.

- ¿Los vegetarianos tienen deficiencias?

No. Si la persona consulta con un profesional, y se asesora de forma adecuada, llevando así una alimentación completa y balanceada, no hay por qué tener deficiencias. En cuanto a los nutrientes, vitaminas y minerales más polémicos, puedes encontrar sus requerimientos, y cómo cubrirlos, en la sección de vegetarianismo.

- ¿Tomas algún suplemento?

Actualmente, estoy suplementándome con vitamina B12, debido a que aunque consumo huevos y queso, no lo hago diariamente, o de forma constante para cumplir con mi requerimiento total, por lo que debo recurrir a la suplementación. Encontrarás más información al respecto, en la sección de nutrición y de vegetarianismo.

- ¿Qué exámenes debo realizarme para saber si no tengo deficiencias?

Depende de lo que creas que te esté faltando. Con una hematología completa, y química sanguínea, podrás saber si te encuentras saludable de forma general. Ahora, si eres vegetariano, podrías solicitar hierro, ferritina, transferrina (para saber si estás teniendo aporte suficiente de hierro, aunque con los niveles de glóbulos rojos, puedes hacerte una idea), y para la vitamina b12, es mejor solicitar la homocisteína o el ácido metilmalónico, que pueden determinar de forma más exacta la deficiencia. Además, puedes pedir calcio, zinc, vitamina D, proteínas totales, albúmina y globulinas, para poder medir todos los nutrientes de forma integral. 

- ¿Quién es el nutricionista, y por qué consultar con él?

Oficialmente, según ADDINMA, un dietista-nutricionista es un profesional de la salud, con titulación universitaria, reconocido como un experto en alimentación, nutrición y dietética, con capacidad para intervenir en la alimentación de una persona o grupo, desde los siguientes ámbitos de actuación: la nutrición en la salud y en la enfermedad, el consejo dietético, la investigación y la docencia, la salud pública desde los organismos gubernamentales, las empresas del sector de la alimentación, la restauración colectiva y social.
Un nutricionista, va a ayudarte a mejorar tus hábitos alimentarios, así como la calidad de los mismos; puede prevenir, o ayudarte a curar determinada patología; te enseñará a escoger la mejor opción alimentaria para ti; te ayudará a entender tu cuerpo, y qué hacer para nutrirlo y rendir al máximo; resolverá tus dudas en cuanto a mitos e información nutricional; en fin, te guiará por el camino de la alimentación saludable, y la nutrición correcta.No te confundas con otras profesiones, o personajes. La carrera Nutrición y Dietética que estudié en la Universidad Central de Venezuela, me enseñó materias como la bioquímica, anatomía, fisiología, histología, fisiopatología, estadística, socio antropología, bioestadística, nutrición humana, epidemiología, microbiología, bromatología, higiene de los alimentos, clínica, nutrición en pediatría, técnica dietética, psicología, salud pública, dietoterapia, tecnología de los alimentos,  evaluación nutricional, alimentación institucional, planificación, administración sanitaria, servicios de alimentación, educación, y algunas otras. No te dejes engañar, y pon tu salud en manos de profesionales con verdadera formación.

- ¿Cómo saber si estoy siendo asesorado por un buen nutricionista?

Además de saber si es realmente dietista o nutricionista formado, es importante que, primero y principal, no te entregue un plan genérico. Si te das cuenta de que no tiene que calcular absolutamente nada, no te pregunta tus gustos, no toma en cuenta tu ritmo de vida, horarios, trabajo, actividad física, y solo toma en cuenta las calorías, entonces no es el ideal. Un buen nutricionista debe tomar en cuenta todo lo anterior, involucrarte en la creación de tu plan; resolver todas tus dudas; no juzgarte si deseas cierto tipo de alimentación; no eliminar ningún tipo de grupo de alimentos, a menos de que sea necesario por cierta condición; no recomendarte ningún tipo de pastillas extrañas sin explicación o sin propósito aparente (solo se aceptan determinados suplementos, en determinadas situaciones); prometerte adelgazar o llegar a tu meta en un tiempo descabellado; se debe mantener actualizado, y en constante formación; y simplemente, transmitirte confianza.

- ¿Qué es una dieta milagro? ¿Cómo la evito?

Las dietas milagro son aquellas que prometen pérdida de peso de forma brusca, con la utilización de métodos no convencionales y hasta extremos, que son, además, patrocinadas siempre por personas sospechosas, famosas, o que no tienen estudios respecto a nutrición y dietética en lo absoluto. Si te suena que los resultados que ofrecen son demasiado buenos para ser verdad, es porque en definitiva, son demasiado buenos para ser verdad. Usualmente, está publicitada en tv, radio, por algún famoso, infomerciales, etc., y aunque parezcan lo máximo, no son sostenibles en absoluto.  Para evitarlas, simplemente debes aprender a escoger bien el profesional que se encargará de guiarte en tu plan de alimentación, investigar de dónde viene y qué es lo que ofrece. Si ves que tiene 2 o más de las características anteriores, es una dieta milagro, y te aconsejo alejarte de ellas. Puedes leer más sobre ellas aquí.

- ¿Dónde estudiar nutrición? 

En Venezuela, es muy fácil saber en dónde estudiar esta carrera. Existen 3 universidades que la ofrecen. Si la persona que aclama ser nutricionista o saber de nutrición, no estudió en la Universidad Central de Venezuela, en la Universidad de Los Andes, o en la Universidad del Zulia, entonces no estudió la carrera de Nutrición y Dietética. En otros países, es probable que sea igual. La nutrición se estudia en universidades o institutos, y no se puede obtener un grado de nutrición o dietética en un curso de 2, 3, 4, 6 meses, o 1 año. Para ser nutricionista hay que estudiar, y bastante.

- ¿Qué Master realizaste y dónde?

El máster que realicé en 2014-2015 se llama Máster Universitario en Trastornos del Comportamiento Alimentario y la Obesidad, y lo estudié en la Universidad Europea de Madrid. Duró 9 meses en total, y aprendí, sobre todo, la importancia del abordaje multidisciplinar en patologías como estas. Lo vital que es enfocarnos no sólo en lo biológico, si no también en lo psicosocial. Además de esto, el máster me orientó en cuanto a áreas como psicología, psicoanálisis, coaching, mindfulness, terapias alternativas, entre otras disciplinas que no conocía. También, me brindó herramientas para participar en distintos proyectos de investigación, como uno en pacientes con obesidad y sobrepeso; y otro en cuanto a la relación de la hormona serotonina, y su transportador, con los trastornos alimentarios. Ahora, si eres nutricionista, puede parecerte deficiente su contenido, como nos pareció a varios de mi grupo. No se nos proporcionó suficiente material sobre nutrición en TCA, y en la parte práctica, se podría mejorar mil veces ya que al no contar con dietistas en la sanidad, no había mucha cabida para nosotros dentro de los hospitales. Sin duda pienso seguir en formación, y constante aprendizaje.