Contact Us

Use the form on the right to contact us.

You can edit the text in this area, and change where the contact form on the right submits to, by entering edit mode using the modes on the bottom right. 

           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Captura de pantalla 2016-10-17 a las 22.38.42.png

¿Qué son?

Trastornos de la Conducta Alimentaria

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) son un tema complejo y  profundo. Antes de empezar a estudiar el Master en TCA y Obesidad, pensaba que los primeros (y también la obesidad) eran completamente superficiales. Creía que solo se trataba de conseguir el cuerpo perfecto, contar calorías, estar delgado, que dependían de las personas solamente, y que era muy fácil salir de ellos. No podía estar más equivocada.

Poniéndonos teóricos, según el manual de TCA y Obesidad de la Editorial Panamericana, se definen los TCA como: "Enfermedades mentales que cursan con complicaciones médicas, psiquiátricas, y familiares que condicionan su evolución". Dentro de estos, se catalogan la Anorexia Nerviosa, Bulimia Nerviosa, Trastorno por Atracón y Trastornos No Especificados. Esta categorización es bien amplia, y hay personas que pueden caer en la "etiqueta" de tener un TCA, pero no tener ninguno de los que mencioné. Por esta razón, es mejor no etiquetar a nadie, y escuchar cada caso de forma individual. Recordando que cada persona es un mundo, y no hay enfermedades, si no enfermos.

Sabiendo esto, no se conoce con exactitud qué nos puede hacer vulnerables a padecer un TCA. Pueden ser factores hereditarios, y relacionados con la genética, situaciones que ocurrieron en el período de lactancia, o de alimentación complementaria, o en la infancia (que no necesariamente tienen relación con la alimentación), o que tengamos incluso algún familiar que haya padecido de lo mismo, o de alguna enfermedad mental en general. En fin, puede ser una mezcla de todo esto, o de cualquier situación de estrés en general por la que podamos pasar. Incluso, 2 personas distintas pueden pasar por exactamente la misma circunstancia o acontecimiento vital, y sólo una de ellas va a o puede desarrollar un TCA.

Ahora, ¿Cómo identificar si tienes un TCA, o alguien cercano a ti está pasando por esto? Es particular, porque puedes presentar síntomas y signos únicos. Sin embargo, usualmente, hay en común varias características como:

  • Dificultad para aceptarse, (física y mentalmente)
  • Insatisfacción corporal
  • Miedo a perder el control
  • Perfeccionismo (dependiendo del TCA)
  • Búsqueda de sensaciones (también dependiendo del TCA)
  • Miedo a que nadie acepte tu/su situación

Puedes tener más, o menos síntomas que estos, o incluso distintos, pero si te suenan algunos, te aconsejaría buscar ayuda o consejo profesional, sobre todo de psicología. Este consejo puede sonar raro para algunos, pero un TCA no es el problema como tal, es sólo un síntoma del verdadera conflicto, y este no se va a ir, hasta que la raíz del mismo sea tratada.

Ahora, repito que no me gusta etiquetar, pero debo hacerlo para explicar más a profundidad los síntomas, ya que dependiendo del TCA en particular pueden cambiar. Habrán algunas personas que no se sientan parte de cierto "diagnóstico" en su totalidad, si no con determinados aspectos, o que recopile varias características de todos los TCA, y eso está bien, no es necesario caer en una categoría como tal. Explico más a profundidad cada uno, en los distintos apartados abajo.

Quiero aclarar que cualquier TCA puede ser padecido por mujeres, hombres, niños, adolescentes, adultos, y hasta adultos mayores. Así que olvídense del concepto de que son sólo enfermedades del género femenino o de adolescentes. Esto va mucho más allá.

- Si presentas un TCA actualmente, busca ayuda. Si un profesional no te atiende de forma adecuada, consulta con otro que sí lo haga y te de confianza. No te aísles. Si te lo propones, puedes salir de esto, confía en ti. No estás sólo -

Anorexia Nerviosa

Anorexia

La Anorexia Nerviosa es un trastorno, donde el problema "más grave" es la reducción de la ingesta alimentaria, por el rechazo a subir de peso. Le pongo comillas a más grave, porque la verdad es que emocional y psicológicamente, la situación suele estar peor. Va a venir acompañada de pérdida de peso, y con millones de repercusiones como deshidratación, irritabilidad, cambio de humor, tensión baja, estreñimiento, dolor abdominal, palidez, caída de cabello, uñas quebradizas, lanugo (recubrimiento de vello corporal en ciertas partes del cuerpo para protegerse del frío por tener poca grasa –sobre todo en espalda y brazos-), puede haber autolesión, retraso en el crecimiento, dependiendo de la edad, menos concentración, menos reflejos, y se puede llegar hasta el extremo de presentar arritmias y osteoporosis.

Mas allá de lo físico, hay un conflicto corporal, pero no tiene que ser con la alimentación (de hecho, casi nunca lo es, repito que el TCA sólo es un síntoma), hay mucha ansiedad por el peso y la comida, y extremo miedo a engordar. El problema aquí empieza cuando se va perdiendo peso, pero aún así se alcance la meta inicial, la persona quiere más, y más, y más, nunca hay satisfacción. Se puede llegar a ser muy perfeccionista; los pacientes con anorexia nerviosa saben mas de calorías que todos los nutricionistas juntos, y aunque algunos profesionales se contradicen, parecen ser muy inteligentes (Yo creo que sí lo son, personalmente).

Existe la anorexia restrictiva, con poca, o casi nula ingesta de comida, y puede haber hiperactividad (exceso de ejercicio, caminatas, la persona no deja de moverse casi nunca); y hay también anorexia purgativa, donde además de existir la baja ingesta, también se utilizan laxantes, diuréticos, o los vómitos. En ambas pueden haber atracones, pero no van a ser tan frecuentes como en la Bulimia, la Anorexia Purgativa, o evidentemente, el Trastorno por Atracón.

Les recomiendo que si ya saben de alguien que pasa por esto, o que se está recuperando, nunca hablen de comida como tal. La comida no es el verdadero problema, es sólo el canal que esta persona eligió para comunicarse, por así decirlo. Hablar e insistir en que coman, es cronificar. Esto se debate aún, habrán personas a las que si les funcione, pero lo que he recolectado en el Máster, experiencias con pacientes, y prácticas hospitalarias, me pareció que es así.

De igual forma, si eres tú el que lo padece, busca ayuda profesional antes de que sea demasiado tarde. Si bien conoces a alguien pasando por esto, no dudes en aconsejarle lo mismo. La Anorexia Nerviosa se cura, y tratada de forma temprana, tiene mejores pronósticos, pero debes actuar.

Bulimia Nerviosa

Bulimia

La Bulimia Nerviosa es un trastorno donde además de presentarse atracones, existen conductas compensatorias como: vómitos, laxantes, diuréticos, ayunos, o incluso ejercicio; esto para "no ganar peso" por la comida ingerida. Aunque se realicen estas conductas, de igual forma, el exceso de alimento ingerido durante el atracón, terminará influyendo en el peso, haciendo que varié mucho. Esto hará que el peso no sea delatador de que hay un TCA, como si sucedería en una persona con anorexia nerviosa, por ejemplo.

¿Qué se cataloga como un atracón? Oficialmente, es la ingesta de alimentos en un corto tiempo (Puede ser hasta de 2 horas), en cantidades mucho más grandes a las que la mayoría de la población estaría acostumbrado (tanto en lo que dura, como en cantidad). Por eso, un cumpleaños, navidad, o cualquier celebración en general, no se consideran atracones. Usualmente, es muchísima comida, y hay casos donde los atracones tienen más de 4000 calorías. Estas personas pueden padecer atracones por lo menos 2 veces por semana, y al menos por 3 meses, como mínimo. Además, también hay sensación de pérdida de control, de no poder parar de comer, o incluso hasta de tener que ir a comprar en grandes cantidades, si la ansiedad ataca en la calle.

Físicamente, estas personas pueden tener deshidratación y arritmias, por los constantes vómitos o laxantes, muchos cambios de peso, tensión baja, dolor en el estómago, el esmalte dental dañado, caries, callosidades en las manos por inducirse el vómito, menos concentración y muchos cambios de humor. En ambos trastornos (Anorexia y Bulimia) se pueden presentar signos de autolesión.

En este trastorno, también hay un conflicto corporal evidente, que no tiene que ser con la alimentación (muy raramente lo es), como en todos los TCA, miedo a engordar, preocupación constante con la comida, y también habrán metas de pérdida de peso muy radicales. Muchas veces, puede venir después de pasar por una anorexia nerviosa, eso sí, es muy raro o casi inexistente que sea al revés.

Algo más característico en las personas con bulimia nerviosa, es que tienden a ser mucho más impulsivas que las que padecen anorexia nerviosa, y pueden perder el control de forma mas rápida, aunque no siempre es así, depende del caso, como siempre digo. Muchos comentan "llenar vacíos" gracias a los atracones, "desconectarse" y no pensar en más nada, así sea solo por unos minutos. Después del atracón, viene la culpa, y ahí la conducta compensatoria. Se puede decir que son una forma de escapar momentáneamente, y que además, dan un placer o refuerzo positivo instantáneo.

Dentro de la Bulimia, existe la tipo purgativa, que es la mas común de todas, y también está la no purgativa, donde la persona no utiliza otros métodos, si no el ejercicio excesivo y ayunos prolongados.

De una forma u otra, la Bulimia Nerviosa puede terminar muy mal. No olvides recurrir a un profesional que te ayude a ir controlando tus comidas poco a poco, y sobre todo, a lidiar con la razón que te hizo llegar a este punto. Todo tiene solución, confía en ti, y en los profesionales.

Trastorno por Atracón

Atracones

El Trastorno por Atracón, también conocido en inglés como Binge Eating, es un trastorno principalmente definido por, y valga la redundancia, la presencia severa de atracones. En el apartado de Bulimia Nerviosa, explico lo que significa exactamente un atracón, pero lo repito: Oficialmente, es la ingesta de alimentos en un corto tiempo (Puede ser hasta de 2 horas), en cantidades mucho más grandes a las que la mayoría de la población estaría acostumbrado (tanto en lo que dura, como en cantidad). 

La diferencia con la bulimia nerviosa, es que este trastorno no incluye una conducta compensatoria (vómitos, laxantes, demasiado ejercicio) y no se tiene que dar con ningún otro TCA.

Un atracón, para ser categorizado como tal, debe tener 3 o más de estas características:

  • Comer mucho mas rápido de lo normal.
  • Comer hasta no poder más (Hay personas que hasta que no dejen de respirar, no paran)
  • Comer demasiada comida, aunque no se tenga verdadera hambre
  • Comer solo (Esto es usual, porque a veces da vergüenza que los demás vean cuánta cantidad, y a qué velocidad, se come)
  • Sentirse culpable, asqueado, deprimido, después de haber comido demasiado.

Físicamente, lo peor que puede pasar en este trastorno, es llegar a un nivel alto de obesidad, con comorbilidades como hipertensión, apnea del sueño, diabetes, desarreglos hormonales, y enfermedades cardiovasculares.

Este trastorno es muy parecido a la Bulimia Nerviosa, algunas diferencias son las "compensaciones", y que quizás no hay tanta autoevaluación del cuerpo. Esto no quiere decir que no hay un conflicto corporal, si no que no existe tanta medición y seguimiento obsesivo del peso, como se podría ver de forma más marcada en otros TCA.

Las personas que padecen de este trastorno, pueden haber empezado siguiendo una dieta (miles de ellas probablemente, y nada saludables) y debido a la gran restricción que estas incluyen, pueden caer en el desarrollo de atracones. Otra posibilidad, es haber pasado por una Anorexia Nerviosa y desarrollar este trastorno, e incluso llevarlo hasta la Bulimia. Se ha visto también en niños con sobrepeso que luego en la adolescencia o adultez hacen dieta extrema, y pueden también desarrollarlo.

Este trastorno se ha subvalorado mucho, y es importante darle un lugar dentro de los TCA, porque no es fácil pasar por esta situación, y que ningún profesional sepa decirte que es lo que te pasa exactamente, o que esto tiene un nombre, y no eres el raro de la cuadra. Así que mucha fuerza para quien lea esto. Anímate a consultar con un buen profesional que sepa del tema, no estás solo.

TCANES (Trastornos del Comportamiento Alimentario No Especificados)

Estos trastornos suelen pasar desapercibidos, porque no todos los conocen, o se pueden subestimar por esa misma razón, pero son casi 40% de todos los TCA. Es aquí donde repito, que no debemos etiquetar, porque hay muchos más síntomas, causas, signos, de los que nos imaginamos.

 Ortorexia

Ortorexia

Es un término un poco nuevo, y no está reconocido oficialmente, pero se está viendo cada día más. Sobre todo, se suele ver con normalidad, como si fuera saludable, y se usa con frecuencia. No es más que la preocupación extrema por la comida sana, de forma obsesiva y patológica. Ya sean alimentos orgánicos, vegetales, ecológicos, bajos en calorías, sin conservantes, etc., la persona no puede comer otra cosa que no tenga esas características.

Ahora, esto no quiere decir que por preocuparte por tu salud tienes un TCA, que no se malinterprete. La ortorexia no es saludable, todo lo contrario. Interviene en tu vida de forma negativa. Viene acompañada de rituales, preparaciones determinadas y hasta de utensilios específicos que necesitan usar estas personas en ciertos momentos. El problema está, sobretodo, con la calidad de la comida, y no tanto con la cantidad.

Algunas características son: pasar demasiado tiempo pensando en qué comer (cuando digo demasiado tiempo, es casi todo el día, o  todo el día en realidad), preocuparse más por la calidad de una comida que por comérsela, hay mucha culpa cuando no se cumplen las metas, e incluso, se puede llegar al extremo de aislare socialmente. Aquí, la alimentación "saludable" termina siendo una religión, y si se comete una falta, es básicamente un pecado.

Las personas que padecen de ortorexia pueden ser muy estrictas, controladoras o exigentes consigo mismas, y con los demás. Influye en desarrollar este TCANE, la genética, como en todos los demás TCA, y distintos rasgos de personalidad también. Pueden ser vulnerables las mujeres, adolescentes, algunos deportistas, e incluso personas recuperadas de un TCA; es por esto, que ningún extremo es bueno, y hay que practicar el balance.

Se puede llegar a desarrollar desnutrición, anemia, bajos niveles de ciertas vitaminas y minerales, tensión baja, intolerancias, y alteraciones del comportamiento.

Esta patología es un poco polémica, porque muchas personas no la ven como dañina, e incluso la sociedad no siente que sea una enfermedad. Es por eso, que estas personas tampoco ven su obsesión como algo malo.

Recuerda, si te está afectando de cualquier forma negativa, ya no es saludable. Si tienes dudas sobre tu situación actual, no dudes en consultar con un profesional.

 Ebriorexia

La Ebriorexia o Drunkorexia, es un término bastante moderno y sobre todo coloquial. Pero en este trastorno, las personas utilizan controles extremos de pérdida de peso (Ya sea no comer, vomitar, laxantes, etc.) para compensar el exceso de calorías ingeridas provenientes del alcohol.

Sucede bastante en mujeres adolescentes, pero también es común en hombres. Se puede ver gran restricción alimentaria sobre todo, pero también hay conductas compensatorias, para poder así beber lo que se desee, sin consecuencias en el peso (Lo cual no es cierto, claro que hay consecuencias).

Hay varias características que pueden presentar estas personas: Contar calorías de forma excesiva, para poder "balancear" el alcohol y la comida; saltarse comidas; exceso de ejercicio; y abusar del alcohol hasta llegar al punto de vomitar la comida previamente ingerida. Las personas con este trastorno, no se salvan de tener una imagen corporal distorsionada, y de sufrir mucha presión social, o de cumplir con ciertos estándares regidos por la sociedad. Además, de que pueden utilizarlo como un mecanismo liberador de ansiedad o estrés.

Estas personas pueden sufrir de malnutrición, baja concentración, deshidratación severa, cambios de humor, y bajos niveles de vitaminas y minerales, sobre todo de vitamina B12, lo que puede traer depresión, cansancio, variaciones en el ánimo, problemas con la mineralización ósea, entre otras cosas.

No se menciona este trastorno tanto como la Anorexia o Bulimia Nerviosas, o no se toma tan en serio, debido a que tomar alcohol es una costumbre socialmente aceptada, pero existe, y debemos estar al tanto de que no es saludable, ni física, ni mentalmente.

 Vigorexia

Vigorexia

La Vigorexia es un trastorno más conocido actualmente, debido al gran boom fitness que ha habido estos años. No es más que el deseo constante, y obsesivo, de ganar masa muscular. Este trastorno se le asigna mucho al género masculino, pero, muchísimas veces las mujeres también lo sufren.

Va acompañado de alteraciones en la percepción de la imagen corporal, porque estas personas se ven mucho mas débiles de lo que son en realidad; puede, o no, haber una alimentación extrema en cantidad, pero muy baja en variedad (casi siempre comen lo mismo, como el clásico ejemplo del entrenador que solo come pollo a la plancha con lechuga), y usualmente, va ligado al abuso de esteroides.

Su vida social es básicamente dentro el gimnasio, hay bastante aislamiento. Se utilizan también muchos suplementos, hormonas, supresores de apetito, etc. (Incluso hasta 7 veces más que los atletas profesionales que no sufren de esto); el ejercicio es excesivo, con exagerado uso de pesas, y va acompañado de dietas hiperproteicas/bajas en grasa o en carbohidrato; se ven mucho en el espejo, se sienten considerablemente más delgados de lo que realmente son, se pueden pesar varias veces al día, y tienden a compararse mucho con los demás.

Sobre todo por el uso de esteroides, puede haber infertilidad, atrofias de órganos genitales, hipertensión, riesgo de infarto, acné, agresividad, y efectos psiquiátricos, en ambos sexos.

Nada en exceso es bueno. Este trastorno lleva a una frustración grandísima, porque nunca se está como se desea. Aunque en realidad, en todos los TCA hay mucha frustración, porque siempre se quiere más. Si se dan cuenta, es bastante parecido a la anorexia nerviosa, pero canalizado de forma distinta. Dependiendo de las personalidades, situaciones vitales, y de la genética, se puede desarrollar uno u otro. Así que no se dejen guiar por las apariencias, esto puede llegar a ser muy serio.

 Comedores nocturnos

El Síndrome del Comedor Nocturno o Night Eating Syndrome, no es algo tan nuevo como parece, ya en los años 50 se describía. Dentro de la población general, hay un porcentaje bajo que padece de este síndrome, pero dentro de la población con obesidad, puede llegar a ser parte hasta del 40% de la misma.

Se sufre de este síndrome, si se llegan a consumir 25%, o más, de las calorías totales del día, sólo en la noche, y si al levantarse por la noche/madrugada se come 2 o más veces a la semana. Hay falta de sueño, o sueño fragmentado, mucha ansiedad y tensión antes de ir a la cama, y es común que haya una semi-anorexia durante el día (se consume poca comida en las mañanas, y tardes). Se parece al trastorno por atracón, pero realmente la comida que se consume en la noche, no llega a ser tanta como la de un atracón común, o no hay sensación de pérdida de control.

A veces puede haber apnea del sueño (se detiene la respiración por algunos momentos mientras la persona duerme) porque no se realiza bien la digestión a la hora de acostarse, y es probable que exista mucho sueño durante el día. Padecer de este síndrome, se puede asociar a veces a exceso de peso, pero muchas personas que lo sufren se encuentran en un peso normal, y también se puede ver depresión, y ansiedad.

Estos episodios pueden recordarse de forma muy confusa, se puede sentir vergüenza o culpa, y la persona lo ve como un vicio o simple gula; pero esto es más profundo, y se debe revisar con un profesional, porque puede ser un trastorno de sueño, mala alimentación, o algo más serio, así que no debe tomarse a la ligera.

Otros TCANES

- Potomanía: Deseo frecuente de tomar demasiado líquido, de forma compulsiva. Se pueden tomar más de 4 litros de agua al día, o incluso a veces en una sentada, y puede haber un desbalance hidroelectrolítico grave al bajar el sodio, el potasio, y el cloro, por el exceso de agua - (Nada en exceso es bueno, ni siquiera el agua) - Esta condición es muy usual en personas con anorexia nerviosa,  y se aplica sobre todo para llegar a sensaciones de saciedad más rápido.

- Diabulimia: Este trastorno embarca a las personas que tienen Diabetes tipo 1 (que necesitan inyectarse insulina) y suelen abusar del control alimentario y reducen la cantidad de insulina para perder peso. Además, también están las purgas que he mencionado en los otros apartados de TCA. Pero esta mezcla, puede llevar a consecuencias graves, incluida la muerte, sobre todo si la persona lo hace por mucho tiempo.

- Sadorexia: Se recurren a herramientas masoquistas para bajar de peso o se llega a la autolesión. He visto gran cantidad de pacientes, que al tener un TCA pasan por esto, y no es nada fuera de lo común. A veces pasa cuando la persona come algo "prohibido", provocándose dolor para autocastigarse; o también para lidiar con la ansiedad.