Contact Us

Use the form on the right to contact us.

You can edit the text in this area, and change where the contact form on the right submits to, by entering edit mode using the modes on the bottom right. 

           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Consejos de nutrición

#Elalimentario - Letra Y

Victoria Lozada

Yogurt

El yogurt es la penúltima letra de #elalimentarioEste alimento es una de las mejores formas de consumir lácteos, gracias a su fermentación. El yogurt nos puede aportar múltiples beneficios, pero si no sabemos escogerlo bien, no va a ser tan saludable como parece, e incluso, puede obstaculizar nuestra meta de pérdida de peso o mantenimiento de hábitos saludables.

Algunos yogurts realizados con leche de vaca, de oveja o cabra, el griego, o el de soja, pueden aportarnos probióticos (mejor buscar que contenga al menos 1 millón de cultivos, si lo que queremos es mejorar la salud digestiva). Además, también pueden ayudar con el control de azúcar sanguíneo, y si lo consumimos entero en vez de desnatado, nos sentiremos más satisfechos a lo largo del día (Si, podemos comer lácteos enteros, bienvenidos a el mundo de la nutrición actualizada).

Particularmente, en pacientes veganos suelo recomendar yogurt vegetal natural, en este encontramos más fibra, y también cultivos bacterianos (dependiendo de la marca, claro). Y en el resto de pacientes en general, el griego es buena opción. Nos aporta más proteína y menos lactosa, e igual debemos buscar que espeifíque el cultivo bacteriano que tiene, si lo que deseamos es consumirlos por el beneficio probiótico.

Sin embargo, no solo tenemos que consumir yogurt o lácteos para obtener propiedades probióticas en nuestros alimentos. Los alimentos fermentados como el tempeh (soja fermentada), chucrut o sauerkraut (repollo fermentado), kéfir (una especie de yogurt, con leche fermentada de vaca o cabra), kombucha (bebida fermentada a base de hongos), o incluso los mismos encurtidos como los pepinillos también sirven para esta función.

Debo hacer la aclaración de que el tipo de yogurt que recomiendo NO debe lleva azúcar añadida. En este caso si es natural, nos aporta entonces yodo, vitamina b12, fósforo, calcio (no tanto como nos hacen creer las industrias, en realidad se puede conseguir calcio en otro lado), proteína (varía dependiendo del yogurt), y algunas otras vitaminas y minerales.

Al encontrar uno de calidad, las recetas y preparaciones pueden ser infinitas, podemos hacer desde aderezos, hasta helados, o acompañar con fruta, frutos secos, o avena.

Dato: Si compran un yogurt natural y el sabor es muy fuerte para su gusto, pueden entonces agregar fruta triturada, 1 toque de miel, frutos secos, o simplemente endulzarlo con algún edulcorante, aunque este último sería el menos ideal. Lo ideal es que poco a poco se acostumbren al sabor natural de los alimentos, pero para la transición hacia esto, todos estos ingredientes son válidos.