Contact Us

Use the form on the right to contact us.

You can edit the text in this area, and change where the contact form on the right submits to, by entering edit mode using the modes on the bottom right. 

         

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

DSC_0636.JPG

Consejos de nutrición

Filtering by Tag: mitos

Alimentos Integrales vs Blancos

Victoria Lozada

pan integral

Paciente en consulta: "Yo sólo consumo alimentos en su versión ligera, no te preocupes". Y es que los alimentos light son "lo máximo" ¿no? De un tiempo para acá han inundado nuestros súper mercados (o eso parece), y la aparición de la etiqueta “light”, ligero, alto en fibra, o integrales ha ido incrementando exponencialmente desde hace unos años.

Los productos light aseguran ser una opción más saludable que los alimentos convencionales de su misma marca o de otras marcas competidoras, aportando menos calorías, azúcares añadidos o menos grasas (por supuesto). Y claro, dándote esa figura que tanto deseas, solo por comer un solo y único alimento... Interesante.

Esto no puede estar más errado. Vamos a verlo con un ejemplo que usé en un artículo de Fitness Playbook, pero que no deja de estar actualizado:

Pan blanco

Pan blanco

El pan blanco tiene ingredientes como harina de trigo, agua, levadura, azúcar, sal, aceite de girasol, emulsionantes, conservantes, vinagre, corrector de acidez, harina de haba, y puede contener trazas de soya, sésamo, o leche.

Por otra parte está la opción de grano entero, o integral, que es de la misma marca y está hecho con harina integral de trigo, agua, levadura, gluten de trigo, azúcar, espesantes, salvado de trigo, sal, conservadores, emulgentes, aceite de girasol, acidulante, antioxidante y almidón de trigo.

Pan integral

La información nutricional de ambos productos se encuentra en la página oficial de Bimbo y se puede consultar aquí.

No solo pasa en la industria del pan, otro perfecto ejemplo de este fenómeno es el tan temido arroz blanco, y el idolatrado arroz integral. La información de este producto, también se puede encontrar en la web de la marca que lo produce.

Ahora, al ver la información nutricional de los etiquetados nos podemos dar cuenta de varios detalles:

Las calorías del alimento integral y el alimento “blanco” son básicamente las mismas. El pan integral, que en este caso sorprendentemente si que resultó ser integral de verdad, contiene, incluso, 4 kcal más que el pan blanco (en el caso de esta marca); y el arroz integral solo contiene 1kcal menos que el arroz blanco (en la marca consultada). La normalidad en todas las marcas de productos integrales, al ser comparados con productos convencionales o “blancos” de su misma marca, presentarán la misma cantidad de calorías o muy parecida de calorías, así que ahí va un mito. (Y además, las calorías son una idea obsoleta para decidir si comer un producto o no).

De acuerdo, entonces eso por la parte de las calorías, ya vemos que no son más calóricos los blancos. Pero estas no lo son todo en la vida, no basta con sólo mirar ese número. Hablemos de nutrientes. Al comparar la información nutricional de los 2 tipos de pan, podemos ver que el pan integral contiene más proteína, menos hidratos totales, un poco menos de grasa, la fibra alimentaria es notablemente más alta, y el sodio se encuentra elevado en comparación con el otro pan.

Nutricionalmente hablando, el pan integral si tiene mejor composición y beneficios que el pan blanco. Nos proporciona más saciedad gracias a la fibra y a la proteína, es decir, nos mantendrá más tiempo sin hambre, y eso incluso puede disminuir ansiedad y apetito, pero no nos asegura la pérdida de peso en absoluto. Además, el pan integral también tiene azúcar, en el caso de esta marca (Y esto es usual), así que debemos estar muy pendientes, y ser conscientes de todos los ingredientes que un producto contiene, no solo guiarnos por las calorías.

Grano entero

En el arroz pasa lo mismo. El arroz blanco tiene mayor cantidad de hidratos totales, tiene menos proteína, la fibra es mayor, y dentro de la composición del arroz integral, hay más azúcar. Esto cambiará de marca en marca, pero al consumir alimentos integrales, lo que marca la diferencia, es la ventaja de consumir un grano entero, sin haber pasado por un proceso de refinación, común en alimentos industrializados/procesados, como en el caso del producto "blanco". Al eliminar el salvado, se elimina la fibra, y varias vitaminas importantes.

Entonces, el producto integral como tal NO te hace perder peso, los blancos no engordan, pero si es cierto que comer grano entero nos trae una serie de beneficios que pueden llevar a que tengamos más saciedad, menos hambre constante, mayor aprovechamiento de nutrientes, y por ende, comamos menos durante el día, y necesitemos complementar menos con otros alimentos.

También agregar que por el hecho de consumir alimentos ligeros o light, no significa que por eliminar cierto porcentaje de grasa, luego no rellenen con otras cosas, por sabor, saciedad, etc. Entonces debemos cuidar el consumo de alimentos light, ya que si tomamos algo 0% de grasas, usualmente se complementan con azúcar, y si son bajos en azúcar, suelen agregar más grasas. OJO con esto. (En mi centro, www.centroaleris.com hay un curso cool para la correcta lectura del etiquetado)

¿Qué quiero demostrar con toda esta información?

Primero, que debemos identificar REALMENTE los alimentos que sean integrales. Segundo, que NINGÚN alimento engorda por sí solo, ni nos va a hacer menos, o más saludables. Lo que realmente tendrá valor, es la rutina alimentaria que tengamos a diario, así como la actividad física que realicemos. Para encontrar una salud óptima, debemos mantener una ingesta acorde a nuestro peso, edad, estatura, actividad física; y además, tener en cuenta los nutrientes necesarios para un correcto funcionamiento corporal, para así llevar una vida saludable y sin deficiencias.

Antes de empezar un plan de alimentación...

Victoria Lozada

dieta

Si estás pensando en llevar un plan de alimentación considero que es necesario que tengas una idea de qué esperar, para que no haya sorpresas, y sobre todo, para que nadie te engañe, ni te venda gato por liebre. Aquí van algunas cosas simples que puedes/debes tener en mente:

1- Hay partes de nuestro cuerpo que podemos cambiar para mejorarla, tonificarlas, etc., y otras que no. Es fundamental saber este hecho, y trabajar a querer todas las partes de nuestro cuerpo sin excepción, aunque existan algunas que no nos encanten. Por ejemplo, las cicatrices, estrías, estatura, son cosas que no podemos cambiar. Sin embargo, mientras más las aceptemos y las consideremos parte de nosotros, mejor nos vamos a sentir con ellas, y menos frustración tendremos a lo largo de nuestro camino. Esto lo podemos trabajar de la mano de un nutri, de un psicólogo, o ambos.

2- Las dietas milagro, no funcionan. Les dejo otro artículo para aprender a diferenciar entre un verdadero plan de alimentación y una dieta que solo busca auto-promoción y vender. Y además. tampoco podemos pretender eliminar 30 kgs en un mes, NO es saludable. 

3- El plan de tu amigo/a, vecino, abuela, no tiene por que resultarte a ti. Todos somos distintos, tenemos historias, antecedentes, pesos, alturas, actividad física, trabajos, y estilos de vida diferentes. No a todos nos gusta la misma música, usamos la misma ropa, ni comemos igual, así que no caigas en esto.

4- No tienes que eliminar los carbohidratos para perder peso, ni para ganarlo. Si llegas al nutricionista y no te elimina ningún grupo de alimentos, no te sorprendas, es buen profesional. No es necesario eliminarlos para poder llegar a tu meta.

5- Si no duermes o descansas bien, te será mas difícil llegar a tu meta. Esto es básico: si no descansas, vas a tener sueño durante todo el día, menos energía, más irritabilidad, más antojos o ansiedad, y por ende, puedes subir de peso. Además, si realizas actividad física y no te recuperas bien, tu progreso se verá afectado.

6- No es necesario que elimines el gluten de tu vida. Esto no necesita más explicaciones. Eliminar el gluten es necesario para personas con enfermedad celíaca, intolerancia/sensibilidad al gluten, y una que otra enfermedad o condiciones más. Si no entras dentro de estos perfiles, ni te preocupes por eso.

7- El ejercicio te ayudará, pero sin una correcta alimentación, será difícil. Muchos creen que pueden comer en exceso, o alimentos altos en grasas/azúcar sin consecuencias, por hacer ejercicio. No es así, lo sentirás en tu resistencia, progreso, rendimiento, y en tus analíticas.

8- A veces, comer más, te ayuda a perder peso. Así como lees, tenemos entendido que restringirnos va a hacer que perdamos peso, y sí, puede ser. Pero si comes acorde a tus requerimientos, quizás evitas más el estancamiento, y llegas a tu meta de forma más saludable y tranquila.

ejercicio

9- No tienes que ir al gym para hacer ejercicio. Ejercitar no es sinónimo de máquinas de gimnasio. Podemos hacer ejercicio en casa, usar vídeos de entrenamiento, hacer yoga en el parque, nadar, practicar senderismo, tomar clases particulares de baile, etc. Lo que a ti te guste y te haga sentir cómodo, es lo que mejor resultará.

10- Cambiar tu ingesta de alcohol, te puede ayudar a llegar a tu meta mas rápido. Si dejas de consumir alcohol, o al menos lo limitas a ocasiones específicas, es probable que tu salud mejore, y alcances tus metas de forma más fácil.

11 - Si no consultas con un profesional de la salud, y te la pasas buscando tips y dietas genéricas en google, o confiando en todo lo que lees por ahí, probablemente vayas a tener un camino obstaculizado hacia tu meta.

12- Cocina todo lo que puedas. Es cierto que fuera de casa existen opciones saludables, compatibles con un plan de alimentación. Pero si abusas de esto, es factible que estés comiendo más calorías de las que crees, que vienen acompañadas con mayor cantidad de sodio y grasa de lo que pensamos.

13- Planifica. Ya lo he dicho previamente, pero si llega el almuerzo y no tienes idea de qué comer, es común que comas lo primero que se te atraviese, además de que esto te puede generar ansiedad por no tener nada preparado para esa hora. Cocinar y planificar van de la mano, puedes ahorrarte mucho tiempo, ansiedad y sufrimiento tomándote 5 minutos al día para planificar tus comidas o compras.

14- Hacer cheat meals no es necesario. Esto a veces funciona, y a veces no. Si eres de las personas que no puede esperar a la comida trampa, y que básicamente sueña con ella hasta que llega ese día, algo está fallando. Una dieta no debe ser así de severa, ni restrictiva, como para que pienses en eso a diario.

15- Pesarte no es un requerimiento obligatorio. Hacerlo tan seguido nos puede llevar a la frustración y a desarrollar obsesiones. El peso es sólo un número y puede variar demasiado, no te guíes por esto únicamente. Existen formas de medir el progreso como las fotos, medidas de ropa, porcentajes de grasa y músculo, o nuestra percepción en el espejo.

16- Los productos "light" no son lo más mágico del universo. A veces estos traen mas azúcar o grasa de lo que aparentan, y en vez de ayudarnos en nuestro camino a una vida más saludable, pueden retrasarnos. Trata de comer lo más "natural" posible, y usa estos productos una vez a la cuaresma.

17- Debes aprender a confiar en ti. Si no creemos que vamos a lograr algo desde el principio, es probable que no lo hagamos. Si no tenemos nuestros objetivos claros, perderemos la motivación, y cualquier plan, así sea el mejor de esta galaxia, va a fallar. Llegar a la consulta y decir "no creo que puedas hacer que yo baje de peso, así que ya veremos", es un veredicto muy claro.

¿Hay que comer de todo?

Victoria Lozada

comida

Siempre escuchamos: "Comer de todo es la clave para conseguir una vida saludable" ¿Es cierta esta afirmación? Si y no, depende. Personalmente, siempre promuevo que para llevar un estilo de vida saludable, hay que comer de todo. Sin embargo, esto se puede malinterpretar porque todos podemos tener conceptos diferentes de lo que significa "comer de todo".

Analizando la frase, esta indica que comer de todo es como una especie de obligación. "Hay que", "tienes que", como una orden ¿no? Pues empezando por ahí, ya vamos mal. Nuestra alimentación, y en general nuestra vida, no "tiene que ser" de ninguna manera, estas son limitaciones o estándares que nos auto-imponemos. Nosotros entonces escogemos llevar una determinada forma de comer porque lo "queremos" así, no porque "tenemos que" hacerlo de determinada forma, aunque muchas veces la sociedad nos imponga lo contrario (hablando de alimentación, pero de otras cosas también).

Hay una gran diferencia en preguntarnos "¿tengo que comer de todo?" a "quiero/me apetece comer de todo". Es otra frase totalmente diferente. Un ejemplo claro es cuando estamos en alguna reunión/restaurante y decimos: "No quiero comer X alimento (como pasa en el vegetarianismo)", o "No me pongas postre". Suelen saltar muchas sensibilidades, y la gente usualmente responde con: "QUÉ ABURRIDO, si hay que comer de todo" o "Imposible, ser vegetariano no es saludable porque hay que comer de todo". Pues resulta que no, no hay que comer de todo, porque no todo es esencial. No necesitamos los bollos, o las galletas. Ahora, no me mal interpreten ¿Queremos que desaparezcan de la faz de la tierra, y no volver a comerlas nunca? NO. incluso yo las disfruto en algún momento. Pero... ¿Las necesitamos para vivir y cumplir con las funciones básicas de nuestro organismo? No realmente. 

La verdad es que ningún alimento en concreto te va a hacer adelgazar, engordar, o te dará cáncer, es la combinación de todo lo que comemos en general lo que se convierte en esencial. Sobre todo, tenemos que tomar en cuenta la calidad de los productos, y la cantidad que comemos de estos. Es un compendio. Si consumimos alimentos de buena calidad, en grandes cantidades, probablemente el peso se vea afectado, y si llevamos una alimentación pobre en calidad,  aunque en cantidades adecuadas, la salud se verá en juego.

Si abusamos de esta premisa de comer de todo, es probable que tu progreso no sea el esperado. ¿Por qué? Lo que pasa es que si comes una galletica con azúcar a media mañana "porque hay que comer de todo", y luego te tomas un refresquito en la comida, y cenas unas tostadas con 1 aguacate completo, pues esto a diario en una semana, y ya ni hablar en un mes, afectará el progreso sin duda, y tu salud probablemente de igual forma.

Es entonces cuando debemos entender que hay muchos alimentos que no debemos utilizar para auto-sabotearnos, si no como aliados. Por ejemplo, esa galletita, podrías cambiarla por una fruta, y no convertirla en rutina; el aguacate, aunque tiene grasas buenísimas, son grasas, y en exceso te afectarán; y el refresco, no tengo mucho que decir, no nos aporta absolutamente nada más que azúcar y otras porquerías.

Entonces, la galletita la dejamos para un día en especial que nos apetezca realmente, y sobre todo es ideal si la podemos hacer casera, o buscamos una que esté hecha con ingredientes reales y locales. Y eso sería la mejor forma de darte un gusto. 

¿De dónde sale esta frase?

Muchas veces escuchamos a profesionales de la salud recomendado comer de todo, y el concepto no está mal en teoría. Si realmente tenemos sentido común y nos alimentos de forma saludable diariamente, esta premisa puede aplicarse y no nos hará daño, de lo contrario ya vemos qué pasa si realmente comemos de todo, todo el tiempo. La cuestión es que el comer de todo vino a nuestra sociedad gracias a empresas a las que si les interesa que comamos de todo ;) (porque venden porquerías como cereales azucarados, yogurts azucarados, galletas, bebidas, bollería, etc.). 

Solemos entonces encontrar mensajes en sus publicidades que llevan a pensar que en realidad si comemos de todo, no va a pasar nada. Vemos que en las propagandas todo el mundo sale feliz comiendo de todo. Sin embargo, son falsas, ya que luego en sus recomendaciones de letras pequeñitas, sugieren una dieta balanceada, y deporte, para que realmente tengas una vida saludable.

¿Y entonces?

galleta

Preferiblemente consume alimentos de calidad, que te dejen satisfecho, en cantidades apropiadas para ti. Incluso, los alimentos light también pueden ser un buen aliado si los sabemos usar bien. Pero si en vez de una galleta full plomo (con todo), te comes 5 "ligeras", probablemente sigas queriendo la "full plomo", porque estas no satisfacen tanto, y además abusaste con las cantidades ya, sintiéndote poco satisfecho, un poco culpable, y además, con ganas de comer la otra galleta.

En resumen, no les temas a los alimentos como tal, ninguno en concreto es mágico, ni es tu perdición. Que la base de tu dieta sean frutas, vegetales, legumbres, proteínas de calidad, granos enteros, y usa estos otros productos tanto ligeros, como los de versión original, de forma inteligente, y sobre todo, de manera muy ocasional, escuchando a tu cuerpo cuando te los pida.

Cheatmeals

Victoria Lozada

Pizza

Llega el Viernes o el Sábado, día más esperado por muchos porque empieza el fin de semana, no hay que trabajar, y podemos descansar y relajarnos sin preocupaciones. Sin embargo, tu sólo tienes en la cabeza una cosa: la pizza que te vas a comer más tarde, y por supuesto, acompañada de un refresco, y no puede faltar un brownie con helado para cerrar con broche de oro. Suena maravilloso, pero, ¿Esto te está haciendo más daño que ayuda?

Muchas son las personas dentro del mundo de la salud, y sobre todo, del fitness, que recomiendan hacer un “Cheat Meal” o “Comida Trampa”, 1 o 2 veces a la semana. Lo aconsejan porque así te puedes dar la libertad de disfrutar si llevas una dieta para pérdida de peso, y según muchos, además acelera el metabolismo. Todo esto suena muy bien, pero la vida no es en blanco y negro, y en cuanto a nutrición se trata,  menos aún.

Si llevas un plan nutricional donde lo único en lo que piensas es en hacer la comida trampa durante toda la semana, entonces algo está fallando en tu dieta. Esto significa que tu plan actual es tan restrictivo, que te genera ansiedad por la comida, y sobre todo, no te permite disfrutar de ciertos alimentos en un día normal y corriente. Si te está pasando esto, lo ideal es que no hagas comida trampa, si no que entre semana, o simplemente, cuando a ti te apetezca, y tu cuerpo te lo pida, te des un gusto.

Con esto, no quiero decir que tomes 1 trozo de tarta diaria. Me refiero a que sigas un plan alimentario, pero acorde a tus metas, y que se adapte a tus gustos, y estilo de vida. El hecho de que te comas 1 cuadrito de chocolate un día en particular, no hará que engordes, pero si te ayudará a calmar la ansiedad por dulce, te mantendrá satisfecho, y no tendrás sueños con la comida del viernes. Por ejemplo, si un miércoles quedas con un amigo para almorzar o cenar, no le tendrás que cancelar por el hecho de que no puedes comer más nada que no sea pollo y lechuga, y debes esperar hasta el viernes.

¿Cómo empezar?

Primero, consulta con un nutricionista que te ayude a llevar un plan no restrictivo (como nosotros en Centro Aleris. Coméntale tus preferencias alimentarias, y lo que no te gusta, para que en conjunto, puedan llegar a un plan con opciones saludables, que te ayuden con los antojos durante la rutina. Otro consejo importante, es que no te auto-sabotees. Si tienes alimentos a simple vista que te hacen ojitos para comértelos, escóndelos, o guárdalos en un almacén, donde los puedas tomar cuando realmente te apetezcan, y no solo porque están ahí.

Chocolate

Gracias a una colega (Vero, de @purplerainnutrition en instagram y @vero_purplerain en snapchat) les dejo algunos otros consejos que son súper útiles en estos casos. Si en algún momento tienes mucha ansiedad, o apetito, prueba tomando agua. Si esto no funciona, entonces piensa en lo que realmente te apetece, y en vez de eliminar pensamientos por algún postre, dulce, o comida chatarra, ofrécete algo mejor. No te obligues, utiliza la autocompasión y ofrece a tu cuerpo una opción más saludable. Si haciendo esto todavía te apetece algo más, y no se te quitan las ganas de comer ese alimento en particular, entonces simplemente puede comértelo, dar un paseo, quedar con un amigo, o distraerte en general, y si no, de verdad date un gusto, y pasa la página. Si esto ocurre constantemente, es preferible que consultes con un profesional. De cualquier forma, debes evaluar si existe alguna situación que te esté produciendo ansiedad, o cualquier otra emoción que puedas estar cubriendo o paleando con los alimentos. También es necesario que entiendas que por un chocolate, dulce o alimento insano que consumas en un día, si tu alimentación habitual es saludable, no afectará tu progreso.

En fin, puedes incluir muchos alimentos saludables para calmar tu ansiedad, como el chocolate negro, yogurt con fruta, 1 fruta con mantequilla de cacahuete/maní, 1 tortita con mermelada sin azúcar, o mantequilla de avellanas, una infusión o té. Lo importante es que realmente escuches lo que tu cuerpo te pide, y le hagas caso. Algunos días te pedirá pizza, otros te pedirá una ensalada verde, todo está en cómo lo lleves tu.

#Elalimentario - Letra X

Victoria Lozada

X

La X de #elalimentario es un comodín, porque se me hizo dificil encontrar un alimento con X. Sin embargo, aprovechando que el Xilitol es un substituto del azúcar, hablaré un poco de ellos aunque ya lo hice en este artículo.

El Xilitol es un polialcohol, como el sorbitol y el maltitol. Estos son substitutos que si tienen calorías, aunque menos que el azúcar normal, y pueden ser más o menos dulces que esta. Se debe tener cuidado con estos, porque si se consumen en gran cantidad, pueden tener un efecto laxante.

Luego tenemos a los edulcorantes artificiales como la sucralosa, el aspartame, o la sacarina, que son mucho más dulces que el azúcar. Estos aclaman ayudar con la pérdida de peso, y son una opción para personas con diabetes. Su uso es seguro hasta ahora, al igual que los polialcoholes, puede ser una opción en diabetes de forma ocasional, y no causan cáncer, pero a largo plazo si puede afectar la microbiota intestinal. Y esto puede tener que ver con el nivel de ansiedad que estos pueden producir en ciertas personas.

Los últimos en la lista son los naturales, como el azúcar moreno, agave, miel, maple. Sin embargo, no debemos confundirnos, porque estos son idénticos al azúcar, e incluso muchos pueden ser igual de procesados. Es cierto que de repente podemos encontrar mejores propiedades nutricionales en la miel pura, pero es igual considerada azúcar.

Mi recomendación es que si los utilizan, los consuman en contadas ocasiones, y que poco a poco vayan eliminándolos de su dieta
.️ No es porque causen cáncer, si no porque es mejor acostumbrarnos al sabor natural de las cosas, sin tener que endulzar todo lo que se nos atraviese.️ Si se quieren dar un gusto, dénselo full plomo y listo.

#Elalimentario - Letra W

Victoria Lozada

Wakame

La W es de Wakame. Es una de mis algas favoritas porque sinceramente no consumo ninguna otra, además de la nori, de forma muy ocasional. Si alguno que me lee es vegetariano o vegano, les recomiendo que hagan lo mismo. Pueden revisar más sobre esto en la sección de vegetarianismo, y este artículo en específico.

Entonces, las algas en general nos pueden aportar muchísimos nutrientes como hierro, proteína, e incluso vitamina C, esto sin duda. Sin embargo, si llevas una dieta vegetariana o vegana, lo mejor es que no las consumas, o al menos no de forma ocasional, porque estas pueden impedir la absorción de vitamina b12, una vitamina esencial en nuestra dieta (Ver más en la sección de vegetarianismo).

Ahora, si no eres vegetariano o vegano, llevas una dieta balanceada y variada, y te alimentas con productos de calidad, puede que le encuentres más sentido y provecho a estos alimentos, pero tampoco tienen que ser la base de tu dieta. En algunas regiones, como Asia, se suelen consumir de forma constante, por lo que sus beneficios no los podemos evaluar de forma tan exacta, y no aplican tanto en nuestra cultura y costumbres alimentarias.

El wakame como tal, es un alga marrón, y esta es una de las que más yodo nos puede aportar, así que pendientes las personas con problemas de tiroides, enfermedad renal, o con cualquier problema relacionado con el metabolismo del yodo.

En general como vegetarianos este es el alga que más ayuda nos puede otorgar en ese tema, debido a que no solemos consumir una dieta alta en yodo, pero no abusen. Considérenla una ayuda esporádica, pero prefieran siempre la sal yodada para este tema.

Las algas, y el wakame específicamente, los podemos consumir crudos, en sopas (como la miso), acompañando el sushi, en ensaladas, o con tofu incluso. Son deliciosas y nos pueden dar ese toque diferente para variar nuestra dieta de vez en cuando. Si suelen ir a un restaurante o mercado asiático, déjenme un comentario sobre su alga favorita o la preparación que más les gusta, seguro que habrá mucha variedad.

#Elalimentario - Letra V

Victoria Lozada

Vinagre

Casi llegando al final de #elalimentario toca la V de Vinagre. Este no es como tal una comida en sí, pero puede ser una herramienta genial para variar nuestras preparaciones darle toques deliciosos a nuestras ensaladas y demás platos, y además puede que nos aporte algún beneficio.

Uno de los mas conocidos es el vinagre balsámico, y está hecho básicamente de zumo o jugo de uva. Se dejar fermentar y madurar en distintos barriles para que adquiera un determinado sabor. El resultado: una especie de sirope oscuro y denso.

A la hora de comprarlo, es ideal buscar uno de buena calidad, ya que si compramos uno muy barato, usualmente suele ser una imitación con colorantes y saborizantes, e incluso con caramelo.

Es ideal para darle un sabor distinto a las ensaladas, así sea una pequeña cantidad, e incluso lo podemos usar para crear aderezos diferentes. En ensaladas de fruta también se puede usar, y siempre queda muy bien en ensaladas que lleven queso, o tofu en el caso de ser vegano.

Especialmente, quería enfocarme sobre todo en el vinagre de manzana, TAN popular actualmente porque según muchos gurús, baja de peso, quema grasa, mejora la sensibilidad a la insulina, etc, etc. Es una sustancia bastante útil, si, pero no nos equivoquemos en atribuirle propiedades mágicas.

Una de las propiedades más polémicas del vinagre de manzana es que regula el azúcar en sangre, pero no la regula por sí solo. Si acompañamos comidas bajas de calidad con este vinagre, tampoco podemos pedirle tanto al cuerpo. Las legumbres, frutas y verduras, o cualquier alimento alto en fibra, tienen más beneficios para regular el azúcar que el vinagre como tal. También puede que nos ayude a mejorar la calidad de nuestras digestiones según algunos pacientes, pero esto va a variar de persona a persona.

Les repito (como siempre), un alimento solo o aislado no nos puede hacer perder peso si contamos con este únicamente. Lo ideal es estar atentos a nuestra alimentación en general, y darns cuenta si consumimos alimentos de calidad, somos activos, no consumimos comida chatarra, o abusamos con las raciones, etc, etc
.